Resumen de reserva

Total: -€
4 dolencias que se curan con unas vacaciones según la ciencia

A todos nos gusta tomarnos un descanso o hacer un pequeño viaje y a menudo notamos cómo esto nos pone de buen humor, nos relaja o nos ayuda a reponer esa energía que parece que necesitamos después de tanto tiempo trabajando sin parar, pero más allá de las percepciones personales lo cierto es que tomarte unas vacaciones puede ayudarte a curar algunas dolencias, y la ciencia confirma cuatro de ellas.

  1. Dolencias relacionadas con el corazón y las arterias. Si tienes problemas de salud relacionados con el corazón o temes que parezcan por cuestiones genéticas, ambientales o hereditarias debes saber que tomarte unas vacaciones podría prevenir esta situación o incluso mejorar las condiciones para que esto no se produzca, así que piensa en aprovechar la primavera y la llegada del buen tiempo si este es tu caso y tienes algunos días libres.

Un importante estudio realizado en el Reino Unido y patrocinado por la organización Nuffield Health revela que las personas que se encuentran de vacaciones presentan una menor presión arterial que las personas que se encuentran en una oficina, por lo que hacerse una escapada puede evitar o mejorar los problemas cardíacos.

También se han realizado estudios en otros países con menos regulaciones respecto a las vacaciones de trabajadores y emprendedores como en Estados Unidos, que indican que las personas que se toman vacaciones cada año de forma regular tienen menos posibilidades de sufrir un paro cardíaco, ¿para qué tomar riesgos pudiendo alquilar un estupendo apartamento vacacional por unos días?

  1. Menor riesgo de padecer diabetes. Otro interesante efecto biológico de las personas que se encuentran en periodo de vacaciones es que sufren una visible caída en los niveles de glucosa, algo que se traduce en una reducción de las posibilidades de padecer diabetes u obesidad y una mejora del estado de ánimo, la vitalidad y la energía.

Otras dolencias más relacionadas con el sistema nervioso central

  1. Los problemas de insomnio y derivados. Un eterno problema de nuestro siglo muy relacionado con el estilo de vida y cada vez más extendido entre la población es la imposibilidad para dormir bien, descansar todas las horas que se necesitan para estar sano y que ese sueño resulte tan reparador como debería.

La ciencia vuelve a señalar las vacaciones como remedio natural e infalible para combatir el insomnio y todos los problemas derivados, ya que el mismo estudio mencionado previamente apunta que las personas cuando están de vacaciones mejoran su calidad y capacidad de sueño hasta en un 17% y como consecuencia presentan menor índices de estrés.

  1. Dolencias relacionadas con la ansiedad. Es indiscutible que las vacaciones producen visibles beneficios psicológicos y esto puede afectar a nuestra salud física; la ciencia determina que las personas que toman vacaciones con regularidad tienen menos probabilidades de estar tensas, cansadas y caer en depresiones.

Estas ventajas sobre la salud se ven reflejadas en un menor nivel de ansiedad y estrés, lo que repercute también en una mejora del rendimiento laboral si se toman los descansos y periodos de desconexión adecuados, así que recuerda que el exceso en las actividades laborales no hace a las personas más productivas y causa el efecto contrario.